Con la situación actual de Covid-19, el mundo, tal como lo hemos conocido, está dando paso a otro con nuevas normas y lugares de trabajo, formas de relacionarnos socialmente, y de disfrutar nuestro tiempo libre. Quizás menos comentado  es la forma  que se está implantando en la que las personas pueden conocer a otras y tener relaciones sexuales.

Con las discotecas, pubs y otros lugares de encuentro cerrados, hay que echar mano a la imaginación…o a la tecnología. La conocida marca de juguetes eróticos “Lelo” ha realizado una encuesta a más de 700 españoles, y cuyo resultado afirma que 2 de cada 10 practicaban sexting, sexo telefónico o relaciones a través de sus cámaras durante la cuarentena. Son cada vez más  los  jóvenes y adultos que están descubriendo el sexting  y uso de la tecnología para potenciar su sexualidad. Y como suele decirse: “Esto ha venido para quedarse”

El sexting supone la realización de fotografías o videos de uno mismo de alto contenido erótico, o incluso pornográfico, y su posterior envío a través del móvil a otra persona.

El cibersexose refiere a mantener relaciones sexuales de forma online. Llevado a cabo entre dos o más personas, se comienza conversando sobre  experiencias y deseos eróticos, a través de textos que van subiendo de tono, seguidos de imágenes, e incluso audios  o videos.

Estas  actividades en sí no suponen un daño, llegando a enriquecer la vida sexual de la pareja, cuyos miembros desarrollarán su imaginación, creatividad y confianza. O posibilitando el disfrute de un juego erótico para aquellos que no tienen pareja, o no pueden hacerlo de forma presencial, por muchas razones.

Ahí radica el aumento de adeptos a este tipo de relaciones eróticas:en marzo llevaremos un año de restricciones en cuanto a desplazamientos, contacto social e íntimo; así como mucha incertidumbre y miedos a tocarnos, besarnos y respirar el mismo aire.

Como seres sexuados y sexuales que somos, la mayoría necesitamos encuentros eróticos para sentir placer, pertenencia a un grupo o pareja, sentirnos deseantes y deseados…

Si ya en 2017 el 39% de las personas heterosexuales y el 60% de las homosexuales se conocieron a través de plataformas digitales, según un estudio de los sociólogos Michael Rosenfeld, Sonia Hause y Reuben Thomas, ¿Qué cifras nos revelarán los estudios que se estén llevando a cabo actualmente?

Pero sí puede conllevar riesgos con graves consecuencias si no se hace de forma consentida y con ciertas reglas. Éstas son algunas de las recomendaciones que sextingseguro.com nos da para que esto último no  acabe pasando y disfrutes durante y tras la experiencia sexual:

  • Asegúrate de que conoces los riesgos asociados al sexting, y que tu decisión ha sido tomada sin presiones o amenazas de tu pareja, el grupo de amistades o modas impuestas
  • Valora hasta qué punto la persona destinataria merece tu confianza y está preparada para proteger tu privacidad e intimidad.
  • Decide con calma qué tipo de imagen o video quieres enviar
  • Centra tu atención en lo que haces; verifica a quién y qué envías antes de pulsar. No hay opción a arreglar un error
  • El consentimiento a estas grabaciones íntimas no da derecho a compartirlas con otras personas
  • Tapa o disimula partes del cuerpo que te hagan reconocible, así como metadatos de geolocalización,sobretodo a la hora de tener cibersexo con personas que no conoces o no son de tu plena confianza
  • Cuando ya las hayáis compartido, eliminad del teléfono las imágenes íntimas
  • Utilizar aplicaciones como Snapchat e InstagramStories que permiten el intercambio de imágenes y videos temporales, que se borran tras ser vistos. Y en el caso de que alguna parte haga una captura de pantalla, la aplicación lo comunica a la otra parte inmediatamente.

Si sientes que tu relación de pareja se ha convertido en una rutina y te gustaría recuperar vuestra chispa sexual, echa un vistazo a mi Consulta de Enriquecimiento sexual de pareja.